Trucos para ocultar las orejas


Hay que prestar especial atención al momento de limpiar nuestros oídos. La gente por lo general no se da cuenta que pone en peligro su órgano auditivo cuando, para limpiarse o rascarse, se introducen un lápiz o cualquier tipo de objeto.

Si queremos eliminar la cera, no es recomendable utilizar cerillos, clips, papeles enroscados, inclusivo los cotonetes mal utilizados son daniños. Es que por lo general empujamos más adentro el tapón de cera del que queríamos liberarnos, lo que finalmente terminará dificultando mucho su salida.


Por lo general, es necesario hacerse una limpieza cada 15 días, no todos los días. En primer lugar debes ablandar el hisopo con unas gotas de glicerina o aceite para bebé unos días previos a la limpieza. Por otro lado, calienta agua oxigenada a temperatura corporal.

Recuéstate y vierte en el conducto auditivo el agua oxigenada, utilizando una jeringa de 3 mm, procurando vaciar el contenido muy despacio.

El líquido debe permanecer dentro del oído 1 o 2 minutos. Luego incorpora la posición normal, de manera que fluya el agua templada, la cual trae consigo el hisopo reblandecido que se absorbe con algodón.
  • Digg
  • del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Yahoo! Buzz
  • Technorati
  • Facebook
  • TwitThis
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Live
  • Google
  • Reddit
  • Sphinn
  • Propeller
  • Slashdot
  • Netvibes

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios nos motivan a continuar...